Algunas de las averías comunes de los termos eléctricos

Es muy cierto que en algunas ocasiones nos encontramos con que ese aparato por el que tanto ahorramos y luchamos para obtener se averíe. Esto puede suceder por diferentes motivos, uno de los más probables es que desde el principio el aparato está malo, el otro es que sea desgaste por uso frecuente, pero éste se verá después de unos cuantos años.
Hoy quiero contarte algunas de las averías más comunes que pueden tener los termos eléctricos. Esto no quiere decir que sean malos, sino que algo dentro de ellos o incluso el agua de tu casa los afectó. Cabe recalcar que para evitar cualquier inconveniente es necesario realizar una revisión anual a tu termo, ésta debe ser llevada a cabo por un profesional.

Las averías

Una de las principales averías es la avería del ánodo de magnesio, casi siempre esta pieza se usa como sacrificio. Esto significa que para evitar averías como la corrosión el ánodo se desgasta, cuando ya ha llegado a su fin es necesario remplazarlo. Si no se realiza el cambio el termo puede picarse y empezar a gotear, siendo este daño irreparable.

La presión del agua caliente también puede causarle daño a los termos eléctricos. Si ves que tu termo está perdiendo agua por la válvula de seguridad esto se debe a que la presión del agua en tu domicilio excede las capacidades del termo, una solución es colocar una válvula reductora de presión en nuestra tubería.
Otra avería es que el termo no caliente el agua. En la mayoría de casos es debido a que la resistencia interna se ha dañado y tendremos que sustituirla por una nueva. La resistencia también puede ser estropeada por los altos niveles de cal en el agua de tu domicilio.

https://termoselectricos.es

https://termoselectricos.es